Calle del Espíritu Santo

Calle 4 Sur 100
Página 124 (Vol. 1)


En el texto de Leicht se menciona la presencia de un escudo de la familia Covarrubias situado en el patio interior del Molino del Carmen, que ya no existe. Sin embargo, un símil puede apreciarse en la fachada principal del edificio Carolino, justo enfrente del acceso al hotel Colonial, aunque con los cuarteles invertidos. Este escudo, en el edificio jesuita, se colocó para reconocer el mérito del comerciante en grana Melchor de Covarrubias, por haber beneficiado económicamente a la orden para la construcción de su sede en Puebla. Por su parte, el escudo de los jesuitas en la fachada del templo del Espíritu Santo o de “La Compañía”, como coloquialmente se le conoce, aún permanece sobre la avenida Juan de Palafox y Mendoza. Cabe mencionar que el templo sufrió graves daños durante el sismo de 1999 que pusieron en riesgo su estructura. A raíz de este suceso permaneció cerrado mucho tiempo hasta que el INAH lo intervino. Entre las soluciones estructurales se implementaron contrafuertes metálicos para ayudar al trabajo del muro norte, los cuales fueron forrados con durock para mimetizar su impacto visual. De los pináculos que cayeron de la torre, sólo se conserva uno como vestigio, el cual fue restaurado y emplazado, entre los contrafuertes, por personal de la Escuela Taller de Capacitación en Restauración de Puebla.

Ubicación