Calzada de Loreto

Calle 2 Norte 2600
Página 216 (Vol. 1)


El inmueble, que en 1862 fungió como fuerte en la batalla del 5 de Mayo, por su carácter emblemático, en 1930 fue adaptado como Museo de la Historia Guerrera de la Ciudad de Puebla y 32 años después, hacia los festejos del centenario de la justa heroica, ampliada su exhibición con el Museo de la No Intervención. En el 2012, para el 150° aniversario de la batalla, se realizó una renovación museográfica y cambió su denominación a \\\\\\\"Museo del Fuerte de Loreto\\\\\\\". Su interior alberga documentos, pinturas y objetos relacionados con dicho suceso y con la vida del general Ignacio Zaragoza. La comparativa entre las imágenes revela que la fachada conserva la integridad de sus elementos ornamentales, aunque ha perdido definición tras varias tareas de mantenimiento. En los nichos de la portada se han integrado tres esculturas de piedra: san José, la Inmaculada Concepción y san Antonio de Padua. En cuanto al entorno, han desaparecido los arriates, así como los cañones que flanqueban el acceso para prolongar la longitud de los escalones frontales. Al interior puede apreciarse que el siguiente pórtico también conserva la mayor parte de sus elementos, aunque alterados tras las intervenciones, destacando las modificaciones en las bases que soportan las columnas, el escudo sobre el frontón y las cabezas de los arcángeles que se encuentran en ambos lados. Cerca del Fuerte de Loreto, el arco conmemorativo del mismo nombre se mantiene casi intacto en su emplazamiento original, pese a que el entorno ha sido objeto de múltiples modificaciones urbanas. Su morfología sólo presenta ligeros cambios realizados durante las tareas por conservar sus ornamentos de argamasa. El deterioro que presenta el arco es básicamente la acumulación de suciedad causada por los escurrimientos de lluvia sobre las formas, como es visible en el relieve de san José con el Niño, en la fachada norte. El contexto del arco ha cambiado diametralmente. Hoy se encuentra en medio del camellón que divide las direcciones de circulación de la calzada Ejército de Oriente, la cual fue desarrollada para comunicar el centro con la Unidad Cívica 5 de Mayo, el Estadio Cuauhtémoc y la salida a la autopista México-Veracruz. En ambos lados de la calle se han construido casas de varios niveles sin integración con el contexto histórico, pese a estar dentro de los límites de la Zona de Monumentos Históricos declarada en 1977. (Ver Calle Juan Padrés en Las Calles de Puebla, Tomo I) Otro cambio notorio es el remate del arco que mira hacia el centro de la ciudad, donde se aprecia el reemplazo de la escultura del arcángel san Miguel por otra figura con una pose más hierática. Más abajo, el cuerpo de la paloma, que hace referencia al Espíritu Santo, ha perdido volumen, así como la imagen de la virgen María y el Niño que se encuentran muy difuminadas. Sobre esta misma cara sur se aprecia, en el extremo izquierdo debajo de un roleo en forma de botarel, un relieve con la mitra y el báculo depositados sobre un almohadón que hacen referencia a la investidura del obispo. De igual forma que los otros ornamentos, estas formas han perdido definición tras las consecutivas intervenciones de que han sido objeto, donde, en algún momento, se completó el cuerpo del báculo. Del lado izquierdo, a la misma altura, se encuentra un escudo de armas de la ciudad de Puebla, que se mantiene en regular estado de conservación.

Ubicación